CURP, un problema que pocos conocen

La Clave Única de Registro de Población creada a finales del último trimestre de 1996 durante el gobierno presidido por Ernesto Zedillo Ponce De León fue instalada en masa en las grandes ciudades mexicanas, antes que en otras partes el DF como capital federal y municipio más poblado fue el primero.

Posteriormente al Distrito Federal, vinieron Toluca, Aguas Calientes y Puebla. El CURP se fue instalando poco a poco en estas ciudades que fueron calificadas por la secretaria de gobierno mexicana como unas de las más necesitadas para  la Clave Única de Registro debido al registro de personas que vivían por metro cuadrado.

CURP, un problema que pocos conocen

Desde 1996, hasta fechas hasta el día de hoy se estima que 140 millones de personas fueron añadidas a la base de datos aztecas, sin embargo existen ciudades o pueblos dónde hay gente que no sabe lo que significa el CURP y sus beneficios, así como la obligatoriedad que representa tener el código de 18 dígitos.

A pesar de todo esto hoy en día, el CURP ha servido de gran ayuda a la población azteca, pero también se ha prestado para realizar cosas indebidas dentro del sistema social mexicano y que han entorpecido labores políticas y de reintegración en la nación.

Pagos sin registro

Luego de varias investigaciones llevadas a cabo por técnicos policiales, periodistas y expertos contables en impuestos ciudadanos se ha descubierto que varios alcaldes y gente con acceso a fondos públicos del estado han enviado dinero a personas que no cuenten con el CURP, cosa que es totalmente inválida.

El primero en denunciar el problema fue Andrés Manuel López Obrador, quien pertenece al partido MORENA y principal candidato a los próximos comicios electorales.

López Obrador señaló que en estados pequeños y pueblos dónde ningún político ha puesto el ojo el problema con los CURP y la destinación de fondos públicos son un problema que ningún gobierno ha querido hacerse cargo de él.

Actualmente el otro candidato a las contiendas presidenciales del año que viene en México, Ricardo Anaya, está acusado de malversar fondos mientras fungía como político en la provincia federal, Anaya destinó 55 millones de pesos en la Clave única de Registro de Población para ancianos que no tenían dicha identificación y personas fallecidas.

Luego de una reunión con la asociación de contadores públicos, los partidos políticos mexicanos pudieron corroborar el desfalco ocurrido, el presidente Peña Nieto aseguró tomar las medidas pertinentes para el CURP y sus prestaciones.

CURP dónde la confianza no lo es todo

La Clave Única del Registro Nacional de Población (CURP) fue creada de manera discreta y fue siendo atendida bajo distintos gobiernos para que la población mexicana la aceptara de la mejor manera y sin ningún tipo de problema debido a los datos súper importantes que contenían de las personas esta clave.

Si bien es cierto, México no tiene los mejores índices en cuanto a la confianza que tienen los ciudadanos con las instituciones públicas, el nivel de confianza por guardar y no revelar datos primordiales ciudadanos es el primer foco en atender.

CURP dónde la confianza no lo es todo

Cuando se finalizó con el tiempo de estudio del programa CURP, salieron a la luz las diferentes especificaciones que debía tener dicho nuevo sistema de identificación, entre ellas dirección de la persona, familiares cercanos, firma y huella digital, especificaciones de apellido y familiares entre otras.

En las especificaciones generales primarias los expertos coincidían en implementar también detalles de la salud de la persona con el CURP, como el tipo sanguíneo, color de los ojos, medición, peso y contextura personal, pero debido a los altos costos y al exceso de gasto que todo esto podía incluir se prefirió por dejar por fuera.

Expertos en el estado mexicano aseguran que menos mal no se implementaron dichas medidas dentro de la clave única de registro, ya que, si hoy en día existe un descontento y desconfianza en la población para el programa, con todos estos datos el ciudadano simplemente no se sacaría este documento.

Rafael Guzmán, miembro del observatorio mexicano, indicó que en un país donde no se tiene confianza en el estado es normal que este tipo de cosas puedan ocurrir, sin embargo, cree que hay mucha gente que se ha sacado el CURP sin confiar para nada en el país, es por tanto un hecho que el país deba crecer en materia de seguridad.

Hoy en día para el ejecutivo nacional, implementar seguridad y confianza en el pueblo es algo de materia pendiente pero que debe ser ejecutada, teniendo en cuenta que enfrentaran unas elecciones presidenciales en los próximos meses y con dos partidos políticos queriendo hacerse con el poder.

Los problemas con la clave única de registro ciudadano surgieron el pasado año luego de descubrir pagos escondidos a personas que no estaban registradas ni en nominas públicas, esto hizo dudar del control que tiene el gobierno con las sociedades públicas.

La situación del extranjero ante la Clave Única de Registro de Población

El proceso de asignación de la Clave Única de Registro de Población no es excluyente de los mexicanos. De acuerdo a la información oficial, el CURP es “un instrumento diseñado para el registro individual de los residentes en el territorio nacional y los mexicanos radicados en el extranjero”.

Aquí en ninguna parte se menciona a la persona extranjera, sin embargo, la práctica se ha encargado de agregar piso a esas lagunas jurídicas habituales en cuerpos normativos y leyes.

El extranjero debe obtener el CURP, así como todas las demás claves, códigos y constancias que le asignen los entes públicos ya que sin ellos no puede generar ninguna petición, gestión o diligencia mientras esté en territorio mexicano.

Estatus del extranjero y deber de regularización en caso de residencia

Una persona tiene identidad desde el nacimiento pues es un derecho fundamental. Para los efectos de políticas territoriales, un extranjero en cualquier lugar del mundo tiene identidad siempre que esta sea verificable por medio tangible, es decir, mediante pasaporte.

Adicional a esto y de acuerdo a las leyes, todo extranjero debe acatar el fuero jurídico del país que visite, observar las normas, usos y costumbres, así como cumplir con los derechos, deberes y obligaciones que imponga su regulación, sin menoscabo de la persona ni su personalidad en la ejecución de estos.

El extranjero que llega a tierra mexicana y decide convertirse en residente (temporal, estudiante, permanente), debe regularizar su estatus mediante la obtención, principalmente, de documento migratorio (tarjeta de residencia), seguidamente de los documentos inherentes a las gestiones públicas, entre estos el CURP.

De cierto modo, el no tenerlo es como no poseer identidad, pues para todo trámite legal y público en México debe poseer, como mínimo, el CURP. Si requiere asistencia legal, médica, solicitar un empleo, estudiar, abrir una cuenta bancaria u obtener ayudas sociales, entre otros, han de solicitarle el CURP como requisito indispensable. Es por ello que lo más idóneo es que el extranjero, si tiene planes de residenciarse fuera de su nación de origen, se informe de los usos del país al cual se dirige, de modo que al arribar comience a gestionar todo lo concerniente a facilitar su cotidianidad, especialmente ante la Administración Pública.

Cabe recordar que la Administración no es coactiva ante la tramitación de claves y códigos, cuanto menos en el caso del CURP, pero si es coercitiva en un modo implícito.

¿Qué significa esto?

En términos sencillos, pues que la inscripción y solicitud de CURP no es obligatoria, ni lo son los demás procesos similares (RFC, Credencial electoral), mucho menos para el extranjero. Sin embargo, sin estos documentos es virtualmente imposible la cotidianidad en México, pues la gran mayoría de ellos son requeridos para las diligencias de las personas, inclusive las más sencillas. En resumen, y siendo un poco (muy) drástica: si usted no tiene CURP, no existe para el sistema mexicano.

¿La solución?

Lo más viable es adherirse al cuerpo de normas y lo establecido en cuanto a la regularización de situación del extranjero. De todos modos, los procesos para la obtención del CURP y otras claves necesarias es más expedito, generalmente en línea, muy pocos presenciales, y los beneficios de estar legal en este aspecto son muchos. Si  debe andar trotando mundos, especialmente por razones de migración forzosa, recomiendo vivir bajo el lema “el que tiene que acoplarse es el que viene llegando”. Pruebe con ello y le irá bien donde llegue.

Sacar CURP mexicano

Los requisitos para sacar CURP mexicano son muy pocos y fáciles de conseguir, ya que lo único que necesitarás será tener a la mano una identificación oficial con fotografía y una copia certificada de tu acta de nacimiento.

La forma más fácil de obtener la primera, es acudiendo al módulo del Instituto Nacional Electoral más cercano a tu domicilio. La credencial para votar es el instrumento de identificación personal más utilizado en México. El segundo en esta categoría, es precisamente la Clave Única de Registro de Población, conocida por muchos simplemente por sus siglas (CURP).

Sacar CURP mexicano

Cuando ya tenemos nuestro tramite hecho, podemos sacar curp desde ciertos portales de Internet o preferiblemente del portal oficial, incluso ahí mismo podemos imprimirlo sin ningún problema.

Por su parte, el documento probatorio de identidad nacional, es decir el acta de nacimiento, se puede tramitar de manera ágil y sencilla en cualquier oficina del Registro Civil. Ya no es necesario que acudas a la entidad federativa en donde fuiste registrado, puesto que ahora toda la base de datos de ciudadanos que nacieron a partir del año de 1930 se encuentra digitalizada, lo que hace que la entrega de este papel sea mucho más veloz.

¿Dónde puedo localizar los módulos CURP en mi ciudad? Para quienes todavía no lo sepan, el Registro Nacional de Población, es el órgano encargado de vigilar que todos los trámites de CURP se realicen de manera correcta, tal y como marca la ley.

Esta institución pone a disposición de toda la ciudadanía, el portal del RENAPO, mismo que se encuentra alojado dentro de la dirección electrónica www.gob.mx Ahí cualquier persona puede consultar el directorio completo de centros de atención en los que se llevan a cabo diferentes funciones:

– Creación de nuevas constancias CURP.

Reimpresión de CURP a petición del interesado (ya sea a color o en blanco y negro).

– Corrección de datos. Hay veces en los que la información del ciudadano se colocó de forma incorrecta. En este caso, los funcionarios del módulo de atención, están obligados a reparar esas fallas, puesto que no debe haber ningún registro duplicado.

La atención se da de manera personalizada y en muy corto tiempo, pues en menos de media hora ya tendrás tu impresión de CURP, misma que tiene validez oficial.

Por otra parte, para los que sólo deseen reponer su constancia original (por ejemplo, la CURP verde), debido a que ésta presenta signos de desgaste, pueden ingresar fácilmente a la página oficial de Consultas CURP en donde con tan sólo llenar unas pocas cajas de texto, estarán en posibilidades de obtener una copia fiel.

Para que esto fuera posible, las autoridades responsables de este programa, tomaron la decisión de que cada constancia fuera puesta en un archivo PDF. Esta tecnología tiene entre sus muchas características, la virtud de almacenar información tanto en texto como en imagen en un espacio reducido, pero sin perder nada de calidad al momento de que la información es impresa en una hoja de papel.

Hay algunos navegadores que ya tienen instalada la extensión de Adobe, para poder realizar la impresión de CURP gratis, sin salir de la interface de exploración web. Sin embargo, también tienes la alternativa de descargar la versión más actual de Acrobat Reader desde el sitio de consulta. Este software es gratuito y se encuentra disponible en español o en inglés.

Como imprimir mi CURP

Hemos titulado a este artículo como imprimir mi CURP, debido a que precisamente en las líneas siguientes sabrás todos los lineamientos necesarios para hacerlo de la forma más rápida posible.

Antiguamente, la CURP era un pequeño rectángulo de papel de color verde o gris que se le entregaba a los ciudadanos (nacionales o extranjeros) que se registraban en alguno de los módulos del RENAPO.

Como imprimir mi CURP

No obstante, desde mediados del año pasado, las características de la constancia de CURP fueron modificadas, a fin de añadirle ciertos candados de seguridad adicionales, tales como la inclusión de un par de códigos QR.

En la actualidad, cualquier persona que obtenga la CURP, deberá presentarla en su nuevo formato, para que sea tomado como instrumento válido de identificación. Dicho de otra manera, sólo se tomará en cuenta cuando se muestre impreso en una hoja de papel tamaño carta.

Sin embargo, conviene aclarar que, si tú eres de los que aún conservan su documento original, es decir, la CURP verde, o tienes una constancia impresa en escala de grises que no presente tachaduras ni enmendaduras, no tendrás que iniciar el proceso de reimpresión, pues este tipo de documentación aún conserva su validez.

Cómo imprimir mi CURP a color o blanco y negro

Primero que nada, debes entrar a la página oficial de “Consulta CURP en línea”. Puedes localizarla utilizando tu buscador de Internet favorito, o bien haciendo clic en el enlace que te dejamos a continuación: https://consultas.curp.gob.mx/CurpSP/inicio2_2.jsp

En la cabecera de la página principal de ese sitio encontraremos el logotipo oficial de la Secretaría de Gobernación, así como el del Registro Nacional de Población. Junto a estas insignias localizaremos el código de verificación, instrumento necesario para da inicio con la búsqueda de la CURP que queramos imprimir.

Dentro de la sección titulada como “El ciudadano conoce su CURP” hallaremos únicamente dos campos habilitados para texto. El primero de ellos hace referencia a la colocación del Código de Verificación (Si tienes problemas para visualizarlo, actualiza la página. Ese proceso permite que se cargue un nuevo código). Mientras que, en el segundo renglón, deberemos poner los 18 números y letras que componen a la CURP gratis.

Luego solamente hay que dar clic en el rectángulo de “Buscar” y esperar a ver si la búsqueda otorga resultados positivos.

Ahora bien, si quieres llenar el formulario denominado como “Ingresa los datos para buscar tu CURP”, deja la parte de arriba en blanco y llena los campos con tus datos personales.

Es muy importante que pongas todo en minúsculas o bien utilices mayúsculas, pero bajo ninguna circunstancia, debes colocar acentos, pues esto dificulta la localización de constancias virtuales.

Al oprimir el botón de “Buscar” aparecerá una ventana emergente en donde podrás ver un resumen de la búsqueda. Posteriormente oprime sobre la frase “Imprimir formato”.

En ese momento, se abrirá una nueva ventana con una copia digital de la CURP a color. Finalmente, al dar clic en el botón de imprimir, podrás seleccionar si deseas transferirla a una hoja de papel tal y como la ves en pantalla o también puedes cambiar los parámetros para que se impriman en escala de grises.

Recuerda que ambas formas de impresión de CURP gratis son válidas para identificarse con autoridades públicas o empresas privadas.